Sé que estás convencida de que las cosas cambiarán, que crees desde lo más profundo de tu ser que todo será mejor pero desafortunadamente, en la vida las cosas no siempre salen como queremos. Quisiera que fuera así, pero no suele suceder de esa manera.

 

Se que el amor te ató a ese hombre y que en ocasiones sientes como si tuvieras alas aunque lo más frecuente es que te amarre con cadenas. Estoy consciente de que todo tu cuerpo se paraliza solo con pensar en dejarlo. Ya has caído tan profundo dentro de una relación tóxica que se hace casi imposible que salgas de ella por tus propios medios.

También se que pasas a diario por un infierno y que no te queda otra opción mas que afrontarlo con una sonrisa. El amor que sientes no es sano, ese amor es como un cáncer que te destruye porque tu pareja se aprovecha de ese sentimiento para manipularte y usarte; de hecho no es amor lo que recibes a cambio sino migajas de afecto, palabras vacías y lágrimas, muchas lágrimas.

¡Por Dios! ¿Cómo no puedes darte cuenta de que el amor es mucho más que eso y que mereces algo mejor?

Odio decirlo, pero esto no podrá sostenerse por mucho más tiempo. No te das cuenta porque te niegas a abrir tus ojos pero aunque no quieras verlo, el hecho es que tu alma se está secando más y más cada día que pasa; y lo peor de todo es que no tienes nada para sustituir lo que pierdes porque la persona que debería ayudarte con eso es la misma que te mata poco a poco. ¿Llamas a eso amor?

Creeme cuando te digo que estar sola es mucho mejor que estar con alguien que progresivamente extingue la luz de tu vida. Él está quitando todo sin darte nada a cambio, así de egoísta es. Ahora piensa… ¿por cuánto tiempo le permitirás seguir así?, ¿hasta cuándo serás la única en luchar porque la relación salga adelante?, ¿cuántos sacrificios has hecho por alguien que no los vale?

 

Te estás aferrando a un clavo. Todas tus esperanzas están puestas en ese futuro ideal que has creado en tu mente y en como podrían ser las cosas, pero desafortunadamente eres la única que lo ve así. Se trata simplemente de una ilusión, un espejismo que sólo ves tú y, puedes estar segura, no pasará mucho tiempo antes que desaparezca ya que él hará algo que lo destruya en mil pedazos.

Después de todo este tiempo, ¿por qué no has abierto los ojos?, ¿Por qué no puedes darte cuenta de lo que sucede en tu vida?, ¿Por qué dejaste que tu corazón te engañara por tanto tiempo?, ¿Por qué necesitas que alguien más te diga las cosas que ya sabes pero que te niegas a aceptar? Él no vale la pena, ni lo valdrá nunca.

Algunas personas simplemente son egoístas, se ven como el centro del universo y su crueldad es tal que ninguna cantidad de amor es suficiente para cambiarlos. Ni la persona más amorosa y caritativa del universo tiene esa capacidad… Querida, simplemente estás destruyendo tu corazón.

Deja de asumir que tus ilusiones son realidad, deja de ver el lado bueno de las cosas, ya no malgastes tu vida; mereces mucho más. Tienes derecho a vivir tu vida a plenitud así como a recibir al menos la misma cantidad de amor que das. Debes tener a tu lado a alguien que te trate con respeto y te tome en serio; necesitas a un hombre que quiera tener un futuro a tu lado y que haga promesas que de verdad está dispuesto a cumplir. Por otro lado, no tienes porque soportar a un cretino manipulador que solo quiere aprovecharse de tus sentimientos para usarte.

Se que no puedes imaginarte la vida sin él pero te juro que te odiarás a ti misma cuando te des cuenta del tipo de hombre que elegiste para ser tu compañero de vida, o si te quedas al lado de alguien que no hizo nada más que llevarse todo lo que tenías en tu interior sin dar nada a cambio.

 

No importa cuanto amor le des, cuantas oportunidades reciba; tampoco es relevante cuanto tiempo pase ni lo que hagas por él, simplemente nunca considerará que vales la pena. Jamás va a darte tu justo valor ni a respetarte o preocuparse por darte lo que te mereces. Se que eso es doloroso y rompe tu corazón pero necesitas asumirlo, y lo mejor es que lo hagas cuanto antes.

Mientras antes aceptes la realidad más tiempo tendrás para reaccionar y curar tus heridas, además no malgastarás ni un minuto más de tu vida en alguien que no lo vale.

Deja de hacerte daño al estar al lado de alguien que no te merece, abandona las esperanzas de que un hombre que no ha hecho más que lastimarte será capaz de hacerte feliz algún día. Él no es el hombre que necesitas, así que levanta tu frente, enjuaga tus lágrimas y dale gracias a Dios por lo que has aprendido. Ahora sabes que es lo que no debes buscar en un hombre y puedes comenzar a darle a alguien que sí lo merece todo lo que estabas malgastando en el tipo equivocado.

Confía en mí, allá afuera hay alguien que besaría el suelo que tu pisas. Deja de conformarte con menos de lo que mereces.

shares