Para poder entender la conducta narcisista es necesario que trates con alguien que sufra de esa enfermedad y poder ver la conducta directamente, de otra forma no podrás creer cuando te digan que los narcisistas están listos para hacer lo que sea con tal de obtener lo que desean.

 

Las personas que sufren de desorden narcisista de la personalidad (DNP) suelen ser grandiosos pero carecen de sentido de la empatía por otras personas y tienen una sed insaciable de reconocimiento.

Están convencidos de que se merecen un trato especial y de que son lo mejor en lo que sea que hacen. Estas características emergen de manera tardía en la vida, una vez que la persona alcanza la adultez, la madurez sexual o una vez que están listos para una relación.

Al principio el problema no se manifiesta ya que la persona que sufre de DNP no tiene que compartir nada con nadie, aunque de hecho si lo hacen pero sólo con la familia, y hay una gran diferencia entre las relaciones familiares y las de pareja ya que cuando se inicia esta última es necesario ser capaz de comprometerse así como compartir los secretos y los miedos más íntimos con la persona amada.

Un narcisista no puede hacer eso ya que es incapaz de demostrar ningún tipo de empatía o interés por alguien diferente a sí mismo.

Estas personas creen que son especiales sin importar como se les vea y se acercan a las personas que consideran no son especiales de algún modo a fin de poder alimentar su ego y autoestima, la cual por lo general es muy baja. No toleran las críticas y necesitan que la gente tenga una opinión muy positiva de ellos de manera que si haces lo opuesto un narcisista se convertirá en tu enemigo porque lo insultaste o pusiste en riesgo algo que valora demasiado, él mismo.

Lo mejor para cualquiera es no tener que lidiar nunca con un narcisista pero lamentablemente la mayoría no tenemos esa suerte, así que un buen día nos encontramos tocando fondo a manos de un narcisista.

 

Por tu propio bienestar es importante que aprendas a identificar y tratar con un narcisista: sus tácticas, el balance después de haber sobrevivido a su abuso y finalmente las distintas formas de ignorar a un narcisista.

Identificando y tratando con un narcisista

Por lo general no es difícil identificara a un narcisista, el problema aparece cuando te topas con un narcisista peligroso, aquel encubierto que simula ser un buen amigo hasta que te enamoras irremediablemente después de lo cual te atrapa en su red, sin dejar ninguna posibilidad de escape. Es así como terminas sóla y a su merced.

Siempre es la misma historia. Al principio todo es perfecto, te sientes tan afortunadamente de haber encontrado finalmente al hombre de tus sueños, el que te ama e iría hasta el fin del mundo por ti. Incluso llegas a sentir culpa por ser tan feliz, pero eso no dura mucho tiempo. No pasa mucho antes que desvele su verdadero rostro; pronto te das cuenta de que se ha quitado la careta; la luna de miel se acabó y comienza a hacer cosas que te incomodan para intentar manipularte y así controlarte; pero tu no le das mucha importancia porque la verdad todos cometemos errores, nadie es perfecto. Así que decides ignorar todas las cosas malas que están sucediendo, pero la verdad es que a la única que engañas es a ti misma.

Muy pronto te encuentras viviendo en un infierno narcisista sin ninguna vía de escape

Como ya dije antes, no todos los narcisistas son iguales. Algunos se pueden reconocer al instante pero otros como el “narcisista feliz” no puede ser reconocido hasta tratarlo por un tiempo. Suelen atraer a la gente porque son muy agradables y carismáticos, además tienen sentido del humor y en general son encantadores; sin embargo cuando te das cuenta de que todo eso eran puras mentiras ya te han enredado y hecho prisionera. Te encarcelan en tu propio cuerpo y te lavan el cerebro convirtiéndote en algo que nunca quisiste ser.

 

De manera que para evitar que esto te suceda lo mejor es que leas con atención estos consejos para identificar a un narcisista y poder lidiar con él.

La Guía Máxima Para Ignorar A Un Narcisista (Identificación Y Balance)

1. Él es la persona más importante del mundo

Sólo habla de sí mismo. Definitivamente esta es la mejor herramienta para identificar a un narcisista. Sólo tienes que hacer una pequeña prueba; cuando salgas con alguien y un hombre se te acerque no digas mucho al principio de la charla. Si eso no parece incomodarle y por el contrario comienza a hablar sólo de sí mismo… definitivamente te topaste con un caso de un “narcisista feliz”, aquel que es difícil de descubrir. Esa persona jamás escuchará nada de lo que tengas que decir, de hecho si parece lo contrario ¡no te dejes engañar! sólo está buscando la forma de volver a encauzar la conversación hacia su tema predilecto: él mismo.

Que hacer: Es algo muy bueno que pudieras identificar un alerta de narcisista antes que fuera demasiado tarde. Si de verdad no puedes cortar la conversación, simplemente simula que le prestas atención y déjalo hablar hasta que se canse; eso es lo que suelen hacer al principio (sólo para oír su propia cháchara). Mientras tanto trata de urdir un plan de escape para implementar a la primera oportunidad y, cuando esta se presente, corre como el viento sin mirar atrás.

2. Se pone furioso cuando se siente herido

Todos nos molestamos en algún momento pero no llegamos a los extremos de la furia patológica y eso es precisamente lo que le sucede a él cuando no puede controlar la situación. Por lo general están tristes simplemente porque sus planes no funcionaron como esperaban. Los narcisistas carecen de empatía, así que son incapaces de ver o entender el dolor ajeno. En estas condiciones buscarán la forma de culparte de sus errores, de esa forma al menos habrán tenido éxito en algo (evadir su responsabilidad).

 

Que hacer: Lo primero que tienes que hacer es evitar a toda costa que se meta dentro de tu cabeza. No permitas que te haga sentir culpable por cosas que nunca hiciste. A eso se le llama gaslighting (o manipular la realidad) y es su forma de volverte loca, haciéndote creer en cosas que nunca sucedieron. Su intención es que dudes de tu propia salud mental de manera que confíes plenamente en él dado que ya no puedes confiar en tu propio juicio. En esta situación lo único que puedes hacer es amenazarlo con irte y hacerlo de verdad. Eso lo sumirá en la depresión ya que según su percepción, nadie tiene derecho a abandonarlo; es una persona demasiado importante y tu has tenido la osadía de irte. Simplemente tienes que reunir el coraje para plantarle cara a ese tipo de persona y no serán capaces de hacerte daño.

3. Nunca vive de acuerdo a las reglas

Es demasiado importante para seguir las reglas, de hecho siente que no se aplican a él ya que es demasiado bueno como para estar limitado por unas normas que alguien más escribió o dijo. Siente que es un hombre que vive de acuerdo a sus propias reglas llegando al punto de hacer mofa de quienes viven de acuerdo a cierto código de conducta moral. En ese caso suelen ir en contra de todas esas reglas sólo para demostrar que no les importa lo que tu pienses que está bien.

Que hacer: Trata de darte cuenta de eso lo más pronto posible. Si desprecia tu forma de vida y las cosas que te hacen sentir importante, entonces te está irrespetando. Déjalo tan pronto puedas porque a partir de ese momento las cosas no harán sino empeorar.

 

4. Está tratando de controlarte

Siempre estará allí sobre tu hombro, buscando la forma de manipularte para obligarte a hacer cosas que no quieres pero él sí. Controlará tu vida comenzando por las cosas pequeñas como cancelar una cita en el último minuto o llegar tarde siempre que le provoque. Eso te deja de manos atadas ya que él se convierte en el líder de la relación. Más tarde te controlará directamente al prohibirte decir lo que piensas; de hecho te interrumpirá a mitad de una conversación sólo porque lo que él tiene que decir es mucho más importante que lo que tu estabas expresando.

Que hacer: Lo único que puedes hacer, además de dejarlo, es ignorar por completo todo lo que diga. Haz lo que consideras que es bueno y no le cedas el control sobre ti. Nunca cedas ante sus términos porque siempre son en pro de su beneficio y tu dolor. Probablemente se desquicie si haces eso por lo que tienes que estar preparada para marcharte justo en ese momento.

5. No respeta tus límites

Considera que tus límites no son importantes y continuará presionando más y más allá hasta destruirlos por completo. Probablemente te pida que hagas algo con lo que no estás cómoda y si te niegas no aceptará un “no” como respuesta. Eso quiere decir que aunque te diga que está bien ya está planificando un tenebroso juego mental para forzarte a hacer lo que él quiere, obligándote así a pisotear tus principios.

Que hacer: Mantente fuerte y fiel a tus principios. Nunca hagas algo que te haga sentir mal, no importa si manipularon tu mente; muy profundo en tu alma y tu corazón sabes que es lo que está bien y lo que está mal, eso es algo que nadie te puede quitar. Así pues, toma posición y prepárate a pelear hasta el último aliento.

 

Ahora que ya sabes como identificar un narcisista y lidiar con él, veamos el riesgo más grande al tratar con un narcisista: la manipulación.

Tácticas que usan los narcisistas para manipularte

Lo mejor que saben hacer es expoliarte. Esa es una táctica especial que usan cuando has decidido terminar con tanta basura y no seguir siendo abusada emocionalmente. Es su arma más poderosa una vez que te has dado cuenta de la cantidad de autoestima y respeto por tí misma has perdido en una relación con un narcisista encubierto.

La expoliación es una técnica de manipulación que consiste en atraer de nuevo a una persona hacia una relación abusiva. Por lo general lo logran después de haber pasado un tiempo sin contacto, al cabo del cual el abusador se vale de la manipulación para atacar los puntos débiles de su víctima y hacerla caer de nuevo en la trampa.

La Guía Máxima Para Ignorar A Un Narcisista (Identificación Y Balance)

1. Interpretan de manera errónea tus pensamientos y tus emociones

Hay que reconocer que tienen la capacidad de leer tu mente, lo cual les da una ventaja ya que al anular tus pensamientos y emociones te hacen sentir como la loca del cuento. A eso se le conoce como “leer la mente” y es algo que aseguran que pueden hacer cada vez que tienes algo que decir; es por eso que te interrumpen y saltan directo a la conclusión dado que están seguros de que saben lo que ibas a decir. Por supuesto que nunca están equivocados, eso no sucede, de manera que si tratas de hacer valer tu opinión y lo confrontas hará que la realidad parezca algo completamente distinto a lo que es.

2. Cambian de tema

Siempre que los confrontes con algo que ha hecho, encontrarán una forma muy creativa de cambiar el tema por algo completamente diferente que aleje la atención que estaba centrada en ellos. Se valdrán de cosas que hiciste mal hace dos años, reprochándotelas y haciéndose ver como las víctimas. Siempre tienen varios ases bajo la manga en caso que estas situaciones se presenten. Por otra parte siempre que hagas algo malo ellos simularán que no les molesta únicamente para poder usarlo en tu contra cuando más les convenga.

 

3. Te acechan y buscan destruir tu reputación

Se esforzarán al máximo por convencer a la gente de que tu eres la persona tóxica que los destruyó. Te calumniarán y hablarán a tus espaldas porque su fin último es hacer que todos hablen mal de ti de manera que cuando te dejen no te quede absolutamente nada. Se acercarán a la gente que te quiere y con la que compartes para intentar convencerla de cosas malas sobre ti. Sólo entonces podrás saber quienes son tus amigos de verdad.

4. Usarán el sarcasmo y una voz condescendiente contigo

La idea es hacerte sentir menos importante para así poder herirte. Una cosa es reírse de algo juntos y otra completamente distinta cuando se usa el sarcasmo para minar tu autoestima y hacerte sentir como basura. Si les reclamas cuando hacen eso entonces dirán que eres aburrida e incapaz de aceptar una broma. No importa si esa broma fue concebida para hacerte daño. Otra de sus tácticas es hablarte como si fueses un niño pequeño que necesita que le expliquen con palabras sencillas para poder entender. Eso te hace sentir estúpida y subestimada, exactamente lo que quieren hacer constantemente. Después de algún tiempo comenzarás a dudar de ti misma porque parece que nunca tienes la razón en nada por lo que evitarás dar tu opinión, siendo exactamente eso lo que pretenden.

5. Manipularán la realidad

Esta es la técnica favorita de todos los manipuladores. Les encanta porque es simple; sólo tienen que asegurarse de convencerte de que no eres capaz de velar por ti misma, de manera que necesitas de ellos para poder subsistir. Con esta técnica además logran destruir tu autoestima y el respeto por tí misma ya que te hacen creer en cosas que no son ciertas. Al final logran hacerte dudar de tu cordura y todo lo que esté conectado a ella. Esto reduce tus niveles de respeto y amor propio hasta los niveles más bajos posibles (tal como los del propio abusador), de manera que al final comienzas a confiar más en tu abusador que en tí misma ya que dudas de que seas capaz de hacer las cosas mejor que él.

 

6. Te criticará contínuamente y te dará tareas imposibles de ejecutar

Nada es fortuito, siempre te pedirá que hagas cosas imposibles de hacer y al final te sentirás como basura porque nada de lo que haces parece funcionar. Incluso si logras alcanzar una de esas metas, encontrarán algún defecto y te criticarán por eso. Es extremadamente difícil permanecer indiferente ante alguien que te critica constantemente, especialmente si en lugar de críticas constructivas, todo lo que dice es para lastimarte. El objetivo de esta táctica es hacerte sentir como una incapaz por lo que deberías estar contenta de contar con su apoyo.

Una vez que te has dado cuenta de toda la manipulación que los narcisistas usan para aprovecharse de ti y finalmente decides irte, tendrás que lidiar con el balance que esto dejó en tu vida, algo que no podrás evitar hacer.

El balance después de ser abusada por un narcisista

La Guía Máxima Para Ignorar A Un Narcisista (Identificación Y Balance)1. Tendrás que reconstruir el respeto por tí misma

Te han destruido en mil pedazos que ahora están desperdigados por todas partes y debes encontrarlos, unirlos de nuevo y sobrevivir, ¡todo al mismo tiempo! Después que pasar por las manos de un narcisista te encuentras sola y perdida; no te queda dignidad y estás asustada; asustada de la vida, atemorizada de que algo como esto vuelva a suceder. En ese momento no debes rendirte, tienes que seguir adelante porque algún día lograrás recuperarte. ¡Tu vida aún no se acaba! Ni siquiera está cerca de hacerlo.

2. Estás vulnerable y asustada

Confiaste en él y se aprovechó de tí. Tratarás de esconder que es algo que te marcó de por vida, que te llenó de miedo y que ahora te hace llorar por cualquier cosa. Querrás hacer ver que no hay nada malo en tí pero tus ojos y tu conducta dirán la verdad. No te asustes y no escondas tu lado vulnerable porque esa eres tu en realidad ahora. Acéptalo y sigue adelante a la siguiente fase para tratar de ganar otra batalla. Una a una lograrás ganar también la guerra.

 

3. Mantendrás tu experiencia en secreto

No estarás de buen humor, simplemente no tienes ganas de sonreír ya que tu mundo se redujo a cenizas junto contigo, pero decidirás mantener todo eso en secreto. Quizás porque estás asustada de que otros te juzguen o porque quieres evitar la inexorable frase “te lo dije”. A lo mejor te asusta que esto pueda volver a ocurrir de manera que construirás una barrera emocional en torno a tí ya que has decidido nunca volver a bajar la guardia. Optaste por no dejar que nadie más se acerque a tu corazón de nuevo, simplemente renunciaste al amor.

4. La ansiedad te acompaña constantemente

No te sientes segura dentro de tu propio cuerpo. Los recuerdos te acosan y hacen que sea más difícil respirar cada vez que piensas en él. Te aterra pensar que puedas volver a caer en sus garras como la primera vez, de hecho piensas que jamás volverás a ser una persona normal.

5. Dudas de todo el mundo

Piensas que todo el mundo es como él. Te da miedo que ya no quede gente buena por seres como tu abusador. La verdad es que viviste el horror y eso te cambió al punto de que cada persona que tratas la vez distorsionada a través de un lente que fue modificando tu percepción del mundo y de la gente poco a poco, como consecuencia de haber sido emocionalmente abusada y usada hasta no dejar nada dentro de tí.

6. Esconderás tus sentimientos

Estarás muy asustada de demostrar lo que sientes en realidad porque te aterra que llegue alguien y se aproveche de tus sentimientos, así que definitivamente no estás lista para otro romance. Sólo Dios sabe si algún día estarás preparada para eso, pero no pierdas la esperanza; no todos los hombres son como ese abusador y quizás llegue el día en el que te encuentres a alguien con quien deberías haberte encontrado desde el principio.

 

7. Te disculparás por todo

Te acostumbraste a ser la culpable de todo de manera que llegaste a disculparte por cosas que en realidad no hacías. Esta conducta se debe a que intentabas evitar las peleas y las críticas, ya estabas cansada de eso, así como de los gritos y los insultos llamándote incapaz todo el tiempo; de manera que fue mucho más fácil simplemente asumir la culpa y pedir disculpas. Ahora haces lo mismo, pero la verdad es que no tienes que disculparte con nadie.

8. Te odiarás a tí misma

Ya no puedes verte al espejo porque cada vez que miras tu imagen te encuentras con una mujer cansada y deteriorada. No eres tu, él se llevó lo que eras y dejó atrás un despojo. Por eso te odias a ti misma, porque le dejaste hacerte eso. Pero no te preocupes, puedes estar segura de que encontrarás la fuerza que necesitas para traer de vuelta a esa hermosa mujer, sólo espera y verás.

Probablemente el paso más importante en esta historia con una persona tan enferma es saber la forma correcta de ignorar a un narcisista, de no dejarle entrar en tu cabeza y de negarle cualquier influencia que pueda pensar que tiene sobre ti.

Ignorar a un narcisista es la clave de tu supervivencia porque, sin importar lo que hagas, a él nunca le importará y buscará la forma de hacerte daño. Aquí la clave está en que tienes que ignorarlo para hacer que sus planes fracasen y así poder resultar la ganadora.

Formas de ignorar a un narcisista.

La Guía Máxima Para Ignorar A Un Narcisista (Identificación Y Balance)1. Ignorarlos es una forma de hacerles daño

Cuando un narcisista acaba contigo te sientes como una basura. No quieres salir y retomar tu vida porque te la robó. Ahora bien, si esto te sucede en condiciones normales, si alguien común the hiere, tu primera reacción es vengarte, quieres hacerle algo malo a esa persona que te hizo sufrir tanto. Pero con los narcisistas las cosas no son así porque tratar de jugar ese juego con ellos es imposible ya que encontrarán la forma de darle vuelta a la situación para que al final tu vuelvas a resultar herida.

 

Así que si lo que quieres es recuperarte y a la vez herirlo a él en el proceso lo mejor que puedes hacer es ignorar al narcisista. El no darles atención ni importancia es la mejor manera de hacerles daño, de manera que el primer paso en el proceso de curación es ignorarlo completamente. No intentes saber si se siente herido o no ya que de esa forma le estarías demostrando que le importas en algo. En lugar de eso actúa como si no existiera, olvídate por completo de esa persona y enfócate en ti, esa es la mejor forma de destruirlo.

2. No les des ni la energía ni la satisfacción

Ellos no son como la gente normal que recarga baterías con cosas positivos como el amor y la amistad; en lugar de ello los narcisistas se nutren de los conflictos, las discusiones y el dolor. Si te pones a pensar, la verdad es que son individuos frustrados con una autoestima muy baja, es por ello que construyeron esos egos tan grandes ya que era la única forma de esconder lo que en realidad son, unos perdedores.

Así que cuando les das la satisfacción de pelear con ellos e inyectarte su veneno, lo único que logras es alimentar su alma narcisista. Ahora bien, si decides ignorar al narcisista, entonces le estarás privando del alimento que nutre su energía negativa y comenzará a morir, lentamente, desde adentro.

3. Ignora tus propias crisis

Crees que una vez que has logrado ignorarlo y liberarte de sus cadenas todo está listo, pero desafortunadamente no es así, y él lo sabe. Está consciente de que te tiene enganchada y sabe que tarde o temprano necesitarás de él porque se ha convertido en una droga para tí, así que esperará el momento adecuado, después de un tiempo prudencial sin contacto para atacarte cuando caigas en tu propia crisis, cuando dudes de ti misma y de tu capacidad de vivir sin él. Allí es donde la mayoría de las mujeres se equivocan; caen en crisis y vuelven con un abusador que las espera con los brazo abiertos, jurando que todo cambiará.

 

Pero después de un tiempo todo vuelve a ser como era antes.

Ignora esa necesidad que tienes de volver a su brazos, has caso omiso de sus promesas y sus mentiras, simplemente nunca cambiará porque no está en su naturaleza. Simplemente es otra táctica para hacerte caer de nuevo en una relación de abuso y vejación, entonces lo mejor que puedes hacer es mantenerte fuerte e ignorarlo en los momentos donde esa decisión sea de vida o muerte. Al hacer eso lograrás ponerlo de rodilla al punto que nunca más querrá volver a estar cerca de ti.

4. Lo más importante es amarte a tí misma

Esta es la cachetada más fuerte que le puedes dar; ser fiel a tus principio y jamás dudar de nada de lo que hagas. Así simplemente serás intocable. Si eres lo suficientemente fuerte y no dejas que nadie te involucre en sus perversos juegos mentales, simplemente será inmune a cualquier técnica de manipulación.

Los narcisistas quedan desarmados cuando sus víctimas recuperan su sentido de sí mismas, su autoestima y el respeto por su ser ya que entonces se vuelven intocables, haciendo que la historia de amor entre el narcisista y su víctima se acabe, de una vez y para siempre.

shares