Espera por el hombre que le dice a sus amigos que está contigo apenas empiezan a salir.

Espera por el hombre que no teme postear una foto contigo en primera plana en sus redes sociales.

Espera por el hombre que te llama inesperadamente para hacer planes en vez de intercambiar mensajes de texto por horas sin concretar nada

Espera por el hombre que llega a la puerta de tu casa con algún detalle que le hizo pensar en tí.

Espera por el hombre que abre la puerta para ti, y que te deja ordenar primero.

Espera por el hombre que te ofrece el último pedazo de pizza, incluso si realmente lo quiere.

Espera por el hombre que averigua cuál es tu música favorita y compra entradas para ir contigo a los conciertos, incluso si no se trata de su banda favorita.

Espera por el hombre que te muestra, que te demuestra cuánto le importas, que no se averguenza de tí en lo más mínimo, y que piensa que todas esas pequeñas cosas extrañas que haces son encantadoras.

Espera por el hombre que te ame por ti misma.

Espera por el hombre que te demuestra cuanto significas para él, porque no deberías estar conteniendo la respiración por alguien que no lo merece. No continúes aferrada al hombre que te ha demostrado una y otra vez que no es bueno para ti. No continúes diciéndote a ti misma que las cosas mejorarán y no te convenzas a ti misma de que eres feliz con él, cuando no lo eres.  No te mantengas aferrada a la nada -tu mereces mucho más que eso-.

Espera por el hombre que te compra flores incluso luego de que le has dicho que no te importan. Espera por el hombre que aparece en un evento incluso luego de que le has dicho que no es necesario que vaya. Espera por el hombre que te ayuda a completar una tarea que has estado postponiendo porque él es el tipo de hombre que se mantendrá a tu lado.

Espera por el hombre que ya no te mantendrá esperando.

Espera por el hombre que roba tu corazón completamente y que tiene las mejores intenciones en su corazón.

Espera por el hombre que sabe que son las pequeñas cosas las que realmente hacen las grandes cosas.

Espera por el hombre que te lleva café al trabajo cuando has tenido un mal comienzo a la mañana.

Espera por el hombre que te aprecia y que no teme decirte cuanto le importas porque tú eres el mundo para él.

Espera por el hombre que quiere hacer cada cosa en su vida contigo a su lado.

Espera por el hombre que te conoce mejor de lo que tú te conoces a ti misma, que encuentra tus extraños hábitos encantadores, que trata de ser una mejor persona por ti, y que también hace que tú quieras ser una mejor persona.

Ese es el tipo de amor que mereces, ese es el tipo de amor que todos merecemos – alguien que nos haga sentir amados, adorados, queridos e importantes.

Espera por el hombre que te hace mirar hacia adelante y no solo a mañana sino al resto de tu vida. Ese es el tipo de hombre por el que deberías esperar.

shares